Revista If y la importancia del diseño urgente

Read Time:8 Minute, 44 Second
If y la importancia del diseño urgente es el tema central del número 11 de If-publicación del Centro Nacional de Diseño en Buenos Aires

viaje en globo

Imagen: Viaje en globo. Autora: Tatiana García. El Salvador

 

Reflexión a partir de la publicación titulada En busca del paradigma perdido (Sánchez, 2016).

 

El diseño atraviesa una paulatina transformación que nos impone la urgencia de abordar nuevas configuraciones de la disciplina contemporánea donde el diseño lo sea todo. Hace unos años tuve la oportunidad de conocer a María Sánchez  (*) en Buenos Aires. Esta polifacética del mundo del diseño concentra todo lo que se puede pedir a un estudioso del tema de If y la importancia del diseño urgente.

 

María Sánchez, se pregunta:

¿Qué está sucediendo en el mundo del diseño? O más precisamente: ¿Qué está sucediendo en el mundo y qué relación hay con el diseño? Hace tiempo, escuché a un experto diseñador responder a una persona estas preguntas, mientras ella exclamó: ¡“Pero, entonces, todo es diseño”! ( 2016, p.10).

 

Ciertamente hoy el diseño parece que tiene que ver con todo. ¿Es posible explicar la profesión a través de los clásicos modelos: diseño gráfico, diseño industrial, diseño textil, diseño de indumentaria o diseño multimedia? ¿Cómo explica la academia estas férreas divisiones entre diseños ? (Sánchez, 2016, p.10).

A continuación citaré la clasificación y definiciones que la autora (Sánchez 2016, pp. 11-17) asigna a estos conceptos en If y la importancia del diseño urgente :

Advanced design

Está dirigido  a la innovación prospectiva y, en muchos casos, se anticipa al presente. El diseño de automóviles (concept cars) es un
ejemplo de ADD. No responde a demandas de un cliente ni de un mercado específico. Su investigación centrada en el usuario opera sobre comportamientos naturales y artificiales a través de modelos de aplicación reales que exhiben un nivel de innovación tal
que a veces resulta incomprensible para sus contemporáneos.

Codiseño

Conocido como diseño colaborativo, vincula la capacidades creativas de los diseñadores no solo con las de otros profesionales, sino también con las de los usuarios. El codiseño es sinónimo de creatividad colectiva. Su potencial como herramienta para el desarrollo de productos aporta pluralidad al integrar a todos los actores. Los usuarios se sienten más identificados con las soluciones del codiseño.

Data visualization

Este diseño se basa en la utilización de interfaces gráficas interactivas que
sirven para la edición de contenidos. Se ocupa de codificar datos, editarlos y traducirlos a contenidos gráficos, tablas y mapas. Se trata de un análisis empírico de datos cuantitativos y cualitativos, un análisis exploratorio que se plasma en esquemas estadísticos. En los últimos años, se convirtió en un área de creciente interés para la investigación, enseñanza e inferencia estadística.

Design thinking

El “pensamiento de diseño”, conocido globalmente por su voz anglosajona, combina técnicas heurísticas con procedimientos analíticos. Para detectar necesidades y solucionarlas con resultados viables y factibles desde el punto de vista tecnológico requiere de un enfoque interdisciplinario centrado en las personas. Su metodología atiende las necesidades del usuario con el fin de configurar un modelo que garantice la interacción óptima entre prototipos y destinatarios.

Diseño conceptual

Es la manera generalizada de nombrar los procesos de gestión de diseño en una etapa anterior a la definición formal.
Su metodología combina el estudio de las conductas humanas con los productos, servicios y procesos. Además, se relaciona con el razonamiento abstracto aplicado a un entorno y destinatario determinados. Sus resultados son efectivos en la etapa de investigación. Además, analiza las motivaciones e impulsos subyacentes en las conductas de los usuarios.

Diseño de experiencia

Conocido por su voz anglosajona, UX design o user experience, este diseño centrado en el usuario trabaja la relación emocional entre personas, productos y marcas. Su metodología interdisciplinaria se ocupa del contenido sensorial —desde los estímulos visuales hasta los táctiles— a través de elementos que median la interacción de los usuarios con sus dispositivos. Apunta a la apreciación que se percibe de los servicios, dispositivos o interfaces.

Diseño de procesos

Se basa en la planificación de flujos de trabajo, necesidades de equipo y requisitos de implementación de un desarrollo particular. Se vale de software de simulación y prototipos a escala. La planificación de los procesos se aplica a productos y servicios al evaluar las necesidades de la empresa y del mercado, así como las del destinatario. Diagnostica la factibilidad de la producción y el grado de automatización en los procesos de tipificación y de calidad del producto.

Diseño de servicio

Planifica y organiza personas, infraestructura y tecnologías. Su objetivo es mejorar la calidad de vida al interceder entre proveedores y usuarios. Ofrece productos tangibles e intangibles y crea nuevos vínculos entre los diferentes agentes que participan de una misma actividad para potenciar sus capacidades de acción e interacción. Es clave en organizaciones públicas y privadas interesadas en innovar y mejorar sus estrategias de servicio a largo y mediano plazo.

Diseño emergente

Supone transformar la mirada, no solo crear productos. Sus resultados comprenden una dimensión ética, técnica y social. Este diseño deja al descubierto la formulación de nuevas preguntas y la inclusión de nuevos destinatarios y escenarios inéditos para
contribuir a la formulación de nuevos paradigmas. Como el diseño conceptual, el diseño emergente es efectivo en la etapa de investigación y propone mecanismos heurísticos que aportan a una mayor innovación.

Diseño estratégico

Su agenda se ocupa de problemas en los que intervienen múltiples actores: salud, educación, cambio climático, estructuras organizacionales, etc. Replantea problemas, identifica oportunidades de acción y ofrece soluciones integrales. Se focaliza en la cadena de valor y su accionar impacta en colectivos de personas tanto del ámbito público como empresarial. Está orientado a potenciar las cualidades de la innovación y a plantear soluciones tácticas, abarcativas y duraderas. Diseño para la innovación social
Transforma la realidad existente en una preferible. Ofrece una metodología basada en el cambio a través del diseño y la sustentabilidad. Estudia las redes de personas y sentidos en un territorio compartido por un colectivo determinado. Está centrado en la sociedad más que en el mercado. Ezio Manzini, uno de sus referentes, lo define como el puente entre la técnica y la sociedad: solo de la articulación entre la técnica y las personas puede surgir la innovación social.

Diseño participativo

Nació en Escandinavia, en 1960, como diseño cooperativo, orientado al trabajo en sindicatos. Esta modalidad inauguró un campo de acción social. Su enfoque incorpora a todas las partes de una organización: directores, empleados,
clientes, ciudadanía, etc. Este diseño amplía los acuerdos colectivos y considera en igual grado de importancia al proceso como al resultado. En la actualidad, se desplazó hacia el diseño estratégico y de servicios.

Diseño social

Responde a situaciones coyunturales, como emergencias sanitarias, tsunamis, incendios, terremotos, crisis humanitarias y guerras. La diferencia entre el diseño social y el diseño para la innovación social es que el segundo se desarrolla a partir de disparadores sociales, y no contextuales. En el segundo, el diseño, a través de la tecnología y otras herramientas, favorece los procesos de innovación social, mientras que el primero responde a situaciones urgentes.

Diseño sustentable

Reduce el impacto ambiental del ciclo de vida de un producto. Su metodología, amigable con el medio ambiente
(reutilización-transformación-reciclado), apunta a la reducción de toxicidad, a la higiene de los materiales y a la minimización del consumo de energía, en particular renovable. Optimiza el ciclo de vida de un producto desde su creación hasta su fase ulterior como residuo. En los próximos años, el diseño está obligado a concientizar su paradigma ecológico.

Diseño universal

También llamado “diseño para todos”, amplía todos los segmentos posibles que existen en el mercado. Satisface las demandas de la mayor cantidad de usuarios, sea que integren nichos específicos como los niños y los adultos mayores, sea que tengan capacidades diferentes. Para garantizar la máxima usabilidad posible, no solo se ocupa de plantear productos, sino también de entornos habitables de fácil acceso. El uso equitativo y flexible son algunos de sus principios.

Diseño web

Es el diseño de la interfaz gráfica de páginas y aplicaciones web que considera la diversidad de dispositivos y la experiencia del usuario. Emplea lenguajes de programación, como HTML, CSS y JavaScript. Las aplicaciones web organizan el contenido multimedia en forma de hipervínculos, textos, imágenes y videos. El diseño web responsive es la técnica más extendida
en la actualidad. Con estructuras adaptables, se ajusta a todos los dispositivos, sean de escritorio o móviles.

Infografía

Brinda información organizada con el fin de captar el interés de los lectores. Se utiliza en revistas, periódicos, páginas
webs y libros. Reúne información compuesta por esquemas, gráficos, textos, fotografías e ilustraciones. Sus planteos consideran el uso de paletas cromáticas y tipográficas para generar distintos niveles de lectura. La que se considera la primera infografía moderna fue la de Charles Minard, un ingeniero francés que en 1869 inmortalizó la derrota de Napoleón en Moscú.

 

Gráfico de MinardImagen: Mapa figurativo de las sucesivas pérdidas de hombres de la Armada Francesa en la campaña de Rusia 1812-1813″, gráfico que elaborara Minard en 1869 a la edad de 88 años. Fuente: Dominio público, Enlace

 

Internet de las cosas

Nació en el MIT como un lenguaje de interconexión digital entre los objetos cotidianos y la web. En el futuro, articulará cosas tangibles con el universo intangible de la nube a través de un número IP. Electrodomésticos, un jean o un cepillo de dientes nos proporcionarán datos en tiempo real. Con solo tocar el picaporte de la puerta de nuestra oficina, sabremos cuántos correos tenemos esperando para ser leídos. Los expertos ya anuncian la digitalización del mundo.

——————————————————————————————————

Estas definiciones espolean la creatividad, llama la atención la referencia que la autora hace sobre la interdisciplinariedad. No solamente referida a las disciplinas académicas sino también a la combinación de diferentes perspectivas sobre un tema o problema (Sánchez, 2016, p.11).  El diseño posee un valor intrínseco y no solamente un embellecimiento superfluo. La belleza no es suficiente además a de ser bueno y verdadero. Aspectos a los que no se suele prestar atención. por eso este post se ha centrado en If y la importancia del diseño urgente.

(*) María Sánchez es diseñadora industrial. Profesora titular e Investigadora de grado y posgrado en UNaM, UNNOBA y UNCuyo. Miembro del Consejo Consultivo Internacional en la Universidad Autónoma de Nueva León, México. Directora del Programa Innovación en Cadenas de Valor.

 

Referencias

Sánchez, M. (2016). En busca del paradigma perdido. If-Revista del Centro Metropolitano de diseño del Gobierno de la ciudad de  Buenos Aires, 11, 10-17.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *